martes, 20 de febrero de 2007

PRESENTACION

“Visiones” es la creación de dos personas, vinculadas a las ciudades donde viven. Para hacer realidad dos mundos, construidos con ladrillos de curiosidad y ansias de emoción. Un intento por burlar mapas, saltar colinas, cruzar ríos y encontrar a alguien al otro lado de la pantalla. Textos, imágenes, dibujos o vídeos, todos ellos salidos de un mundo que intenta encontrar la respuesta en los otros.

“Visiones” es un diálogo entre dos miradas inquietas. Una conversación entre lo que uno ve y lo que el otro sueña. Entre la vecina de uno y el panadero del otro. Entre el olor que sube por una escalera y los callejones de esos barrios por los que estaríamos dispuestos a pasear durante media vida.

El proyecto nace de la frustración por no poder ser más cosas, y de las ansias de disfrutar varias esquinas a la vez. Porque necesitamos ser el malabarista frente a Notre-Dame; o el camarero de la Galería Uffizi. Porque no nos conformamos con sentir una ciudad, ni con vivir una sola vida. Así, con nuestras visiones pretendemos participar de todo aquello que nos emociona. Dondequiera que se encuentre una mirada afín. ¿Por qué disfrutar de un solo atardecer al día?

“Visiones” habla de las sugerencias de la percepción, en un intento por recuperar y mezclar todos los sentidos. Queremos oler y tocar, convertir los colores en notas musicales y clasificar las imágenes en dulces o saladas. Sin despreciar las imágenes que nos susurra esa voz llamada subconsciente. Porque sabemos que los sueños pueden ser más certeros que “la realidad”, y las alucinaciones en el desierto más reveladoras que cien tratados de sociología.

Este proyecto intenta olvidar fronteras para fijarse en aquello que nos une. Detrás de cada persona hay algo especial y único; pero también una esencia que todos compartimos. Intentaremos acariciar esto último. Porque el descubrimiento del otro es, en realidad, el descubrimiento de nosotros mismos. Un intento que bien podría resumirse en las palabras de Walt Whitman: “Esto no es un libro. Quien lo toca está tocando a un hombre".

En resumen, en vez de lamentarnos de la frialdad de la red, pretendemos dejar que el sol entre por las ventanas y convertir esta página en un café multimedia. Donde las pestañas del navegador se conviertan en barras de bar, y cada clic sea como pedir otra cerveza… Un lugar donde dos amigos puedan sentarse, como siempre; y a través de un diálogo compartir sus miedos, sus anhelos, sus visiones...

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Tras esta presentación solo me queda esperar (con ansia y curiosidad) la primera de sus visiones. No veo mejores ciudades para la búsqueda de las mismas.

Fer dijo...

Recibo esta idea con gran alegría. Aquí tenéis un lector, un amigo que os echa de menos, y a veces le da vértigo ver cómo pasa el tiempo. Antes, esa cerveza no era virtual, era real y siempre había más de una. Seguid con vuestra inquietud. Disfrutad al máximo.
Un fuerte abrazo desde Nueva York.

piradaperdida dijo...

¡qué buena idea, chicos! me encanta la idea, parece que esto de los turistas permanentes se extiende :)

un abrazo

ángela dijo...

"la frustración por no ser más cosas"... casi diría que es el máximo de la sensibilidad cuando alguien está bien despierto a la vida. Muchas veces he pensado que en estas "visiones" está todo y un aprendí de un amigo que el siguiente paso es compartirlas... ahí descubrimos cuánta complicidad hay entre nosotros.

gracias dani, por hacerme mirona de este blog q me dirá mucho de vosotros... para no perderos la pista.adelante con esta idea chicos!

Un abrazo

Son Poemas dijo...

Recién me topé con su blog. Estuve leyendo los textos de noviembre y ahora éste.
Me parece una idea genial.
Suerte.

Un abrazo,

LR.

Anónimo dijo...

Pero QUIEN se lamenta de la frialdad de la red? Al contrario, es un mundo maravilloso, donde las almas flotan y se encuentran.
En cuántas páginas como las de Uds, interiores desbordantes,algunos enmudecidos a lo largo de la vida, pueden compartir sus miradas.
Adelante! Son las percepciones de muchos hechas palabras...